Dalí y Picasso, entre los más falsificados | Marcas y Derechos

Suscribirse: Noticias |

Dalí y Picasso, entre los más falsificados

Muchos lo han intentado, pero pocos son los artistas que se están presentes en la memoria colectiva y en la historia. Una pintura puede tener un inmenso valor estético pero implícitamente conlleva un valor económico que puede llegar a ser igual de grande.

Para muestra basta mencionar que pintores como Salvador Dalí o Pablo Picasso se han convertido en una fuente inagotable de lucro y beneficio para los falsificadores, ya que; por estadística, sus obras encabezan la lista de reproducciones apócrifas.

Para el caso de Dalí, se tienen antecedentes desde 1985 cuando se detectó en Estados Unidos la venta de reproducciones falsas de sus obras, valorados en ese entonces en más de 720 millones de dólares. Otro ejemplo del que se tiene referencia es el de Japón en 1987 en cuyo caso las falsificaciones se vendieron en aproximadamente 34.5 millones de dólares. Más tarde en 1988, cuatro propietarios de galerías fueron procesados en Nueva York por falsificar obras del mismo autor.

El caso de Picasso no se queda atrás pues entre los años 1960 y 1961 las células delictivas de ese entonces especialistas en falsificación; se dedicaban en gran medida a imitar y vender las obras en cuestión, generando ganancias incuantificables. Esto en base a la exposición y difusión televisiva que tuvieron sus obras tanto en la década de los 60s como 70s. En 1976, 180 obras originales fueron robadas, recuperándose únicamente el 10% de estas, dejando así expuestas a la falsificación a las demás.

Hace pocos días las autoridades portuguesas tras una investigación realizaron un decomiso de 130 obras apócrifas de distintos pintores, entre los que se encontraban obras de Picasso y Da Vinci. Cabe destacar que por años Portugal ha sido una ruta habitual para el traslado de pinturas falsificadas. Además de Da Vinci y Picasso se encontraron cuadros de Miró, Kandinsky, Monet, Modigliani, Matisse, Chagall y Vieira da Silva.