Eduardo Bautista, el control de la SGAE y la Red | Marcas y Derechos

Suscribirse: Noticias |

Eduardo Bautista, el control de la SGAE y la Red

En Junio próximo se elegirá una nueva Junta Directiva dentro de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). Por lo que, luego de 30 años de gestión, Eduardo Bautista podría dejar su cargo.

La meta de Bautista es clara, continuar en la dirección indefinidamente. En información publicada por el diario El Economista se ha manejado que Bautista ordenó a varios “espías” intentar controlar Facebook y Twitter; o por lo menos los perfiles falsos que en su nombre se crearan, así como prestar vigilancia a los sitios o foros que lo ataquen.

Aunque no existen pruebas expresas que, de manera oficial, demuestre el hecho; este diario establece que desde hace años la SGAE mantiene visores de lo que diariamente acontece en la red.

Estos visores gestionan listas de usuarios con mucha influencia en la red y que no aprueban el manejo de esta Sociedad junto con los sitios más visitados y un registro de los movimientos en la red que han atacado la “administración” de la SGAE.

Lo más grave del asunto: El diario asegura que al interior la SGAE existe una especie de censura impuesta por el propio Bautista y recogen un comentario anónimo al respecto:

“Es peor que la dictadura de Mubarak (…) O estás con Teddy o estás contra él. Y en ese caso estás fuera.”

Con este tipo de “manejo” es lógico pensar que un cambio es requerido. Luego de tantos años se presenta un grupo de oposición encabezado por el director de cine y músico José Miguel Fernández Sastrón, quien durante el 2010 planto cara a esta administración y tras cuestionar las decisiones fue expulsado del consejo en Abril del mismo año. Al pertenecer a la junta directiva por votación no puede ser destituido del encargo y por el contrario puede presentar su candidatura a la presidencia.

Estaremos a la expectativa de las reacciones que se puedan generar, sobre todo, estaremos prestando especial atención a las próximas elecciones que podrían representar un importante cambio en la gestión que, la mayor sociedad española de este tipo, ejerce.